Cuando voy a crear una cascada lo primero es saber elegir los materiales, llámese rocas, lajones, troncos, raíces de árboles y las plantas que la van a vestir, teniendo en cuenta los materiales y el lugar donde se la construirá.

Empiezo a trabajar la imaginación, la creatividad y el sentido común para lograr algo natural. Todo se va armando espontáneamente, piedra sobre piedra, jugando con distintos tamaños y tonos, ocultando el material empleado para asegurarlas.
Lo más importante de una cascada es ir creando saltos de caída libre, sectores de vertientes, huecos para plantas y espejos de agua con rebalse.
La alimentación de la misma es con circuito cerrado con una bomba y un recipiente para el agua (estanque, piscina).
Hacer una cascada y caída de agua o una fuente me da una motivación especial porque el agua es fuente de virtud. Ver caer el agua es terapia pura.
Las rocas me cargan de energía y con las plantas disfruto color y sus tonos.
Una cascada o caída de agua la puede disfrutar en cualquier lugar de la casa, sea living, dormitorio, galería, etc. porque las hago de distintos tamaños y formas.

 

Esta cascada, ubicada al pie de la piscina, tiene una dimensión de 8 mts de largo, 2,80 mts en la parte más alta y un desarrollo de 3,50 mts, incluyendo la base de laja. Está construida con rocas rústicas y lajas de la cantera de los cerros de Salta.

El color de las mismas es ocre, amarillo y anaranjado.

Acá jugué con caídas libres, vertientes, pequeños estanques y huecos o canteros para plantas.
La alimentación fue lograda con el agua de la piscina y dos bombas de 1 HP, formando un circuito cerrado, lo que además proveyó de oxígeno a la piscina.

dos

Esta cascada la construí en toda la extensión de la piscina. Diez metros de largo, tres metros de altura en la parte superior.En el lateral derecho se ve un cantero sumergido. Detrás del mismo construí un jacuzzi aprovechando un rincón muerto.

La estructura es en perfiles “doble t” y vaciado en hormigón armado, revestido en cerámicos al tono de las rocas.El jacuzzi está disimulado con troncos rústicos, rocas y plantas.Acá logré cortinas de agua que pasan por encima de los canteros con luces y plantas.

Esta cascada está construida con rocas y lajas rústicas de las canteras de los cerros de Salta.

tres

Incorporé el jacuzzi previamente instalado a la cascada de fondo, haciendo un ventanal y un revestimiento con lajas rústicas rojas, anaranjadas y amarillas veteadas sin junta, para hacerlas más artesanales.

cuatro

En esta toma se aprecia una cascada chica con un arroyo. El lecho del mismo está recubierto con rocas y canto rodado del Paraná. Jugué con plantas tropicales y un par de ollas artesanales.
Tanto la cascada como el arroyo están construidos con rocas rústicas de las canteras de los cerros de Salta.

foto fuente

Esta fuente está construida con rocas rústicas de Salta y lajas de la provincia de San Juan y canto rodado del Paraná.
La misma está constituida por dos canteros en sus extremos y la fuente propiamente dicha en el centro, con su estanque con plantas acuáticas y una bomba sumergible.

cascada salvaje

Acá quise lograr un ambiente selvático, por eso elegí rocas antiguas con musgo y líquenes. Utilicé la misma metodología para la vegetación. Es una cascada con poco caudal de agua, simulando una vertiente natural.

cascada miniatura

Esta es una cascada en miniatura. La misma está construida sobre la base de una costanera de quebracho con un recipiente de plástico donde se almacena el agua.
El recipiente es disimulado con metal desplegado y material con ferrite al tono de las piedras.
También lleva cáscaras de quebracho y tronquitos rústicos.
En la parte del frente diseñé un cantero con plantas pendulares, el estanque con camalotes y el resto con orquídeas y plantas rústicas. Esta cascada trabaja con una bomba sumergible.
Las piedras y lajas son de las canteras de Salta.

 

 

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.